Presentación en Chile del Centro Internacional de Arbitraje de Madrid

La Cámara de Comercio de España y la Cámara de Comercio de España en Chile han celebrado una jornada 'online' que ha servido para destacar las ventajas del arbitraje como sistema alternativo de resolución de conflictos mercantiles y, a su vez, dar a conocer el Centro Internacional de Arbitraje de Madrid (CIAM) entre los empresarios y juristas del país latinoamericano. 

El presidente de la Cámara de Comercio de España en Chile, Carlos Molina Zaldívar, ha sido el encargado de inaugurar el acto, titulado “El arbitraje, un aliado para la competitividad de las empresas chilenas”. Durante su intervención, Molina Zaldívar ha explicado que el 'common law ocupa', desde hace años, un papel preponderante en la resolución de disputas comerciales en Latinoamérica “a pesar de que tiene muy poco que ver con nuestra cultura legal, que es más cercana al concepto de derecho civil”. Por ello, considera que el CIAM supone una opción “muy atractiva” respecto a las cortes con una influencia más anglosajona.

El presidente del CIAM, José Antonio Caínzos, ha hecho referencia al “salto cualitativo” que han dado las tres principales cortes arbitrales españolas (la Corte Española de Arbitraje, la Corte de Arbitraje de Madrid y la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje) al unirse y actuar como un único órgano a escala internacional. Con este movimiento, asegura Caínzos, “Madrid se ha situado a la vanguardia del arbitraje mundial” y trata de convertirse en un referente, “especialmente en los países hispanohablantes”.

El acto ha contado, asimismo, con una mesa redonda de expertos juristas moderada por el secretario general de la Cámara de Comercio de España y de la Corte Española de Arbitraje, Adolfo Díaz-Ambrona, quien ha hecho hincapié en que “en el plano internacional, no hay alternativa al arbitraje a la hora de resolver disputas comerciales”. Por ello, ha insistido, es tan importante que las empresas latinoamericanas tengan a su disposición un centro como el CIAM, “que opera en su mismo idioma y que cumple con los más altos estándares de transparencia, independencia y eficacia”.

Elina Mereminskaya, socia de Wagemann Abogados&Ingenieros, ha asegurado en el marco del debate que “las empresas españolas -que tienen una fuerte presencia en Chile- pueden ser las mejores embajadoras del CIAM”, pues en la medida que recurran a él las compañías locales podrán conocer de cerca sus beneficios. En ese sentido, ha apuntado que “lo que esperan los usuarios son estructuras institucionales que garanticen que los nombramientos de los árbitros sean adecuados y que los plazos del procedimiento sean eficientes".

Por su parte, Arturo Merino, delegado de infraestructuras en Acciona, ha añadido la especialización a las expectativas de las empresas, cuando acuden al arbitraje.  “La complejidad de los asuntos asociados al comercio internacional requiere de mecanismos específicos como lo es el arbitraje, pero también de árbitros con experiencia en la materia”, ha apostillado.

Precisamente, la directora ejecutiva del Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Santiago y presidenta de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial, Macarena Letelier, ha puesto en valor durante la clausura del evento el esfuerzo que está realizando el CIAM por responder a las demandas de especialización a través de grupos de trabajo cualificados, en los que participan empresas de diversos sectores.